A través de esta actividad se establecieron vínculos entre el barrio de Las Tablas y el municipio de Venturada en la Sierra Norte de Madrid. El objetivo de este evento era acercar de forma simbólica Madrid a la Sierra Norte, poniendo en valor la importancia que tiene los pueblos de la Sierra Norte para la ciudad de Madrid.