Publicador de contenidos

Noticia - ONU Hábitat
31
OCT
La ciudad es de todos: se consolida el urbanismo participativo 
El Campus Urban Thinkers analiza en Madrid las nuevas formas de hacer ciudad

 

¿Cómo es el nuevo urbanismo? Por encima de todo, participativo. Es una de las conclusiones del Urban Thinkers Campus (Campus de Pensadores Urbanos) organizado en Madrid por la World Urban Campaign (Campaña de ONU-Hábitat). Más de cien expertos se reunieron en el campus de ESNE en Madrid durante tres días, del 25 al 27 de octubre, para hablar de los principales retos urbanos.

“La ciudad es de todos y todos tienen derecho a participar”. Así se puso de manifiesto en el acto inaugural, en el que se citó a David Harvey y otros urbanistas contemporáneos que sitúan a los ciudadanos y los procesos participativos como parte esencial de la creación y uso de la ciudad. Porque es necesario conocer muy bien las dinámicas de los ciudadanos y sus entornos, según los ponentes, para responder de una forma adecuada. Como dijo Jorge Toledo, de Ecosistema Urbano, hay que dejar de mirar la ciudad desde arriba y bajar más al terreno.

“La ciudad histórica no fue diseñada para los automóviles”

El subdirector general de Planificación Regional de la Comunidad de Madrid, Alberto Leboreiro, uno de los ponentes que abrieron este foro de ONU-Hábitat, recordó que muchos de los problemas que sufren las grandes urbes vienen de que “la ciudad histórica no fue diseñada para los automóviles”. Durante décadas se puso el foco en integrarlos. Ese enfoque ha cambiado. En las sesiones se habló mucho de transporte sostenible y de un modelo de ciudad más humano, centrado en la salud y bienestar de los vecinos.

Leboreiro advirtió sobre las consecuencias que pueden tener algunos avances tecnológicos, como la conducción autónoma, que puede provocar por ejemplo que los niños terminen yendo a la escuela en su propio coche, o fenómenos sociales como la gentifricación, que expulsa a los vecinos de algunos barrios del centro. 

Salvador Rueda, director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, advirtió durante su ponencia que tarde o temprano las bicis eléctricas se terminarán imponiendo como principal modo de transporte en la ciudad. Y ofreció un dato escalofriante: el número de muertes por contaminación en nuestras ciudades es el equivalente a las producidas si un avión de pasajeros se estrellase cada semana.

Mirar las ciudades desde abajo: escuchar, innovar y aprender

“No debemos mirar las ciudades únicamente desde arriba, como si estuviéramos en Google Maps, sino desde la base, atender a la capa social”. Según Jorge Toledo, de Ecosistema Urbano. el proceso urbanístico moderno tiene una doble vía: un trabajo de diseño, más técnico, y un proceso social, en contacto abierto con el lugar. 

Ambos procesos deben retroalimentarse y avanzar en paralelo. “Se trata de escuchar, dar voz a todos. Escuchar no sirve de nada si no supone un proceso de aprendizaje de todos los implicados”, según este arquitecto, que propone un triángulo participativo cuyos vértices sean Escuchar, Innovar y Aprender.

Innovar no se tiene que identificar con tecnología, sino con “conseguir cambiar la forma de pensar y traer una idea de otro sitio”. Aprender otras experiencias para “romper dinámicas viciadas”. De eso trató el Campus de Urban Thinkers: poner en común y aprender de otros proyectos.

¡Participa en nuestros debates y propón tus ideas para Madrid! Hablamos sobre zonas verdes, movilidad sostenible, tráfico en la zona norte, o instalaciones deportivas. Puedes aportar tu opinión o abrir un nuevo foro de debate
 

Comentarios: 0